Una casa zen

Una casa zen

Una casa Zen. Seguramente harás oido hablar del Zen. No se trata de una religión ni se refiere a nada esotérico. Simplemente es una forma de entender la vida, una manera distinta de enfrentarte al mundo. Para disfrutar de sus beneficios, no tienes porqué iniciarte en la meditación Zen, sino que simplemente tienes que implantarla en la decoración de tu hogar. El Zen se introdujo en Europa a principios del siglo XX por medio de costumbres y prácticas establecidas en oriente como las artes marciales, los jardines Zen o los arreglos florares. Lo que más llama la atención de artistas e intelectuales era la gran pureza estética y la profundidad de muchas de sus enseñanzas.

 

EN QUE SE BASA LA DECORACIÓN ZEN
El Zen es básicamente lograr la simplicidad y la armonía en el ambiente. Por esta razón, en la decoración de nuestro hogar, debemos imprimir ese ambiente de paz que propicie reflexión. Para lograrlo debes combinar varios factores como paz, silencio, líneas rectas, aromas sutiles, colores neutros, maderas naturales, muebles sencillos, luz indirecta, es decir, todo en perfecto equilibrio. Así, los muebles son de madera natural y en concreto de haya. Además combinan las líneas puras, la simplicidad en las líneas de construcción con la pureza de los colores. El resultado es un espacio sobrio, confortable y práctico. Además, gracias a la iluminación lograrás un ambiente suave y sensual. Eso sí, evita los muebles con curva y barroquismos excesivos, ya que no encajan de una forma natural en la decoración. Una casa zen.

Una casa de estilo Zen, es un lugar cómodo en el que moverse. Los espacios encajan sutil y naturalmente los unos dentro de los otros. Los tonos más usados son los blancos, y toda la gama ocre o beige. La armonía y el equilibrio que aporta el Zen, tienen un sutil toque masculino. Este tipo d decoración, traslada los espacios a Oriente y a las culturas suburbanas, descartando casi por completo lo clásico y funcional. Una casa de estilo Zen se caracteriza por la facilidad y comodidad al desplazarse por ella. La iluminación también es un factor fundamental para la decoración dentro de todas y cada una de las estancias del hogar. Es preferible usar la luz indirecta, para lograr una atmósfera suave y sensual, que se potencia con el uso de aromas sugerentes. La búsqueda de armonía en la vivienda debe ser el objetivo, es la meta que debemos alcanzar para rodearnos de paz y silencio para reflexionar. A la hora de elegir los objetos decorativos, debes ser, ante todo, selectivo y austero. Por ejemplo, una buena opción es colocar un jarrón de cristal o un pequeño florero. En cuanto a las paredes, puedes dejarlas desnudas siempre y cuando la pintura de la pared sea degradada. Aunque también puedes optar por colocar algunos cuadros de marco negro fino con motivos geométricos. Una casa zen.

POR ESTANCIAS

En este tipo de viviendas se busca crear grandes espacios, lo más diáfanos posibles. Por eso, puedes añadir a una habitación otra y hacerla mucho más grande. Esa es una opción perfecta para ampliar el salón. Además, si cuentas con una chimenea en él, puedes, ampliarlo justo por la pared en la que está empotrada, de modo que quede en medio de la habitación y se convierta en el centro de la casa. Los objetos que decoren el salón deben ser sutiles, por ejemplo, una sencilla botella de paja. Es un objeto muy peculiar, ya que en algunos países se usa como trampa para peces. Como ya hemos dicho, es preferible que no cuelgues nada en las paredes, ya que la ambientación provee en sí misma bastante atención visual. Para ello, no hay nada mejor que pintar techos y paredes en degradé. Los tonos que mejor encajan son los beige o los más naturales, de modo que aporten paz y tranquilidad. Una casa zen.

En el dormitorio principal, estancia de descanso, se intenta buscar la tranquilidad y la pureza. Y esto se logra fácilmente con colores neutros como el beige y el blanco. Los muebles deben ser de madera de haya, de líneas muy puras, que suelen combinar a la perfección con colchas, sábanas o edredones de algodón blanco puro. El toque final lo pone la iluminación, muy baja y escondida. El espacio es muy sobrio, confortable y práctico. Como estará muy bien iluminada, la habitación resulta un lugar suave y sensual.

Continuando con la gama de tonos que usamos en la casa, el color más adecuado para la cocina es el blanco. Ante todo, lo que se busca es que todo sirva para crear un ambiente práctico y cómodo, por lo que los objetos de uso cotidiano, como la batería o la vajilla pueden estar a la vista. Puedes colocarlo en estantes fabricados en formica blanca. Los platos siguen en la onda natural de la casa, siendo todos blancos y fáciles de combinar con cualquier tipo de decoración y ornamentos. En el cuarto de baño, se impone la pureza. Todo debe estar colocado de modo que sugiera suavidad al tacto, a la vista y al oído. Un buen efecto, ademas de muy original, es sustituir el azulejo tradicional por piedra. Asimismo, se puede dejar abierto el espacio debajo de la pileta para dar una impresión de mayor amplitud. Por eso, las cañerías de metal pueden aparecer a la vista en algún rincón. Las luces de cristal esmerilado y metal armonizan con el resto del ambiente. Una casa zen.

En resumen, la decoración Zen implica cierta disciplina para mantener las áreas despejadas y armoniosas. Pero sin duda, los beneficios de obtener paz y tranquilidad en tu hogar y en la relación con tu familia valen la pena. Además, imagina llegar a casa después de un duro día de trabajo, con el ánimo por los suelos, y al entrar a tu casa, sentir como te invade una sensación de paz y armonía que te hace olvidar y dejar atrás el estrés. Simplemente por esta razón, es aconsejable que dediques un poco de tiempo a estudiara la filosofía Zen, porque tu cuerpo y tu mente te lo agradecerán. Una casa zen.

Techos Aranda Ofrece una amplia gama de productos standard metálicos, estructurales y decorativos.

Nuestros ingenieros e arquitectos están muy preparados para colaborar en la realización de todo tipo de soluciones bajo diseño Original. Techos de aluminio Aranda.

Representamos una combinación perfecta de capacidad de estudio ingenierístico y capacidad industrial que como resultado obtiene la optimización de las distintas soluciones arquitectónicas para cada proyecto.

Soluciones metálicas arquitectónicas exclusivas ideales para un mercado tecnológico y estéticamente muy exigente.

Cada proyecto es un reto: empezando por el estudio de la realización, pasando por la gestión de la logística y terminando en la instalación. Una casa zen.

El Mejor Trabajo Falsos Techos Aluminio
El Mejor Trabajo Techos de Aluminio
Elementos no vegetales
Empleo
Empresa de Falsos Techos Aluminio
Empresa de Falsos Techos Aluminio y metálicos
Empresa de instaladores de techos de aluminio
Empresa de instaladores techos de aluminio

Una casa Zen

Una casa Zen

Una casa Zen

Una casa Zen